Zingiber Ginger Coconut Rooibos por Teavana

Este té fue una sugerencia de mi hermano y se ha vuelto una revelación de los sabores increíbles que Teavana ha creado.

Creo que es el té más propenso a ser el favorito. De siete personas que he convencido de probarlo, sólo a una no le gustó “porque no le gusta el coco”.

Este té me parece increíble por la mezcla tan única de sabores en balance: base de rooibos rojo, pedazos de jengibre seco, chips de coco, canela, algunos pedacitos de manzana, cardamomo y pimienta negra.

Y vamos por partes. El rooibos, al que algún barista definió como el “Gatorade de la naturaleza” es una forma de té que en lugar de venir de la misma planta que el té (verde o negro) viene de un “arbusto rojo” endémico de África. Su sabor es más fuerte que un té verde convencional y dependiendo de si se sirve solo, podría llegar a ser más fuerte que un negro. El barista lo llamó “Gatorade” porque se cree que es una planta con propiedades energizantes, además de su fuerte sabor y aroma. En mi experiencia, un rooibos con leche es perfecto en una proporción 1-1 de leche y agua (1 parte de leche por 1 de agua, o mitad y mitad de la taza).

El jengibre me parece que es un sabor recurrente en los tés especiados de Teavana, que además de ser saludable en sí mismo (el jengibre es buenísimo para una pancita adolorida), tiene un sabor increíble, es fresco y un poco picante, por lo que se debe manejar con cuidado. En el Zingiber, los chips de coco y la manzana le dan un after-taste cremoso y dulce, mientras que la canela, el cardamomo y la pimienta hacen que sea imposible empalagarse, al tiempo que se logra un té agradable y aromático.

Para mí, el Zingiber es increíble en su forma frappé preparado con leche de arroz y endulzado con splenda (por eso de cuidar la figura 🙊), aunque el caliente es el favorito de mi mamá. La calidad de preparación en cualquier Teavana siempre ha sido perfecta en mi experiencia, pero es un té que de llevarse a casa, sólo requiere el tipo de leche apropiado para recrear el sabor del Tea Bar.

Lo recomiendo muchísimo si quieren probar algo con muchísimo sabor y totalmente diferente a una infusión herbal. Creo que es un té con muchísima personalidad y que se debe probar alguna vez, aunque haga frío o no acostumbremos tomar tés más “fuertes”.

¡Escríbanme si lo prueban y platiquenme qué les pareció!

–  Ichi-go ichi-e

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s