Casa Tassel

¡Encontré un lugar perfecto!

Entre el alboroto de miles de restaurantes de La Roma está Casa Tassel, una de las salas de té más pequeñitas que he visitado pero sin duda una de las mejores, si no es que la mejor.

Ubicada en Córdoba 110, su decoración vintage, su enorme librero lleno de tazas, té y teteras, el olor a té, la música agradable y el murmullo de gente disfrutando, hacen de este lugar una visita obligada para cualquier persona que quiera tener una experiencia increíble y probar un té verdaderamente delicioso.

El concepto de Tassel, desde mi punto de vista, es ofrecer tés por su sabor, es un lugar donde el amor por el té se ve y se siente, donde se busca lograr que cada té esté en su punto perfecto y ofrezca un momento inolvidable. El té se prepara en tazas medidoras de vidrio (el vidrio no absorbe sabores/olores) para medir las proporciones de agua-té, ponen los temporizadores y se cubren las tazas para lograr la concentración perfecta de sabores y olores. Y es que si hay algo que he aprendido en mi tiempo de tomar té, es que es el cuidado a los pequeños detalles lo que hace a una taza extraordinaria.

La carta de Tassel ofrece una variedad de tés puros, algunas infusiones herbales y poquitas mezclas. Me parece que tiene suficientes opciones para sorprenderte cada vez que vas, enseñarte las maravillas de los tés puros y te facilita escoger algo según tus gustos sin confundirte entre demasiadas opciones. Hay desde tés verdes de altísima calidad (por ejemplo el Dragon Well, uno de los verdes de mayor renombre de China), tés negros de India e infusiones de lavanda, por nombrar algunos. Además, Tassel ofrece una variedad de pastelitos y postres que se ven deliciosos (¡les recomiendo el alfajor cubierto de chocolate! 😍)

En mi caso, mi preferencia por los chai se llevó una gran sorpresa al probar lo que probablemente sea el chai más rico que he probado. Servido en una tetera en forma de elefante, además de su increíble sabor, me sorprendió la manera en la que los tés lattes se preparan en Tassel: siguiendo la técnica del matcha. En otras palabras, se muele la mezcla chai hasta obtener un polvo fino y se mezcla en agua caliente hasta obtener espuma para después agregar la mezcla a leche calientita. El resultado es un té espeso y con un sabor mucho más robusto (y por lo tanto delicioso, porque ¿a quién no le gusta más de algo que sea riquísimo?) que jamás haya probado.

Además, probé una mezcla de té negro con chocolate y menta traída de Alemania, en donde cada sabor que lo compone es claro y delicioso en el paladar. Primero puedes sentir el té negro, después el chocolate y al final la menta, la cual, permanece en tu boca logrando una sensación de frescura que hace que sigas tomando este té. La mezcla tiene un sabor tan rico, que no necesita agregarle nada más, ni azúcar y mucho menos leche porque me parece que se arrinuaría.

Me parece que visitar lugares donde el amor por el té es lo central hace de la experiencia de ir algo único. No les puedo recomendar suficiente ir a Casa Tassel, estoy completamente segura que les va a encantar el lugar y el té que elijan. Por mi parte, esta pequeña sala de té se ha agregado a mi lista de lugares favoritos para tomar amor en taza. 😊🍃💕

– Ichi-go ichi-e 

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Anónimo dice:

    Como siempre un gran gusto leer tus comentarios probaré el de chocolate

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s